Expertos XRIndustriaTecnología

Oculus ha muerto, larga vida a Facebook

Las últimas maniobras de Facebook dan por finiquitada a la empresa pionera de la RV

Considerar a Oculus como un muerto viviente y a Facebook como un sospechoso del crimen es lo más natural del mundo.

Tres han sido los clavos que han cerrado el ataúd de Oculus como empresa semi-independiente, el primero fue el anuncio por parte de Facebook de la obligatoriedad de conectarse con una cuenta de su red social para poder utilizar los visores en el futuro.

El segundo llegó ayer cuando se anunció que la próxima Oculus Connect pasaba a llamarse Facebook Connect.

Ya empezaba a oler a rancio cuando sonó la tercera trompeta del apocalipsis. Oculus ahora se llamaría Facebook Reality Labs.

Las redes empezaron a arder, era el fin del mundo. Mark Zuckerberg había devorado definitivamente los restos de la antigua Oculus.

Claro que pasamos por alto que la empresa le pertenece a Mark desde 2014 y puede hacer con ella lo que quiera. Pero, como suele ocurrir en estos casos y en el de los clubes de futbol, no se trata de simples clientes. Se trata de personas que apostaron por una tecnología antes de que estuviese siquiera terminada.

Muchos se unieron a Oculus cuando los visores estaban en pañales, lo vieron crecer y, para su desgracia, lo vieron venderse al mejor postor.

En aquellos días nos consolamos pensando en que la irrupción de Zuckerberg traería un saco de dinero y que la realidad virtual por fin despegaría.

Y en parte es cierto, Oculus ha sido el motor del PCVR en estos años, pero nos deja un sabor agridulce con políticas más que discutibles en el acceso a su tienda, cambios en las condiciones y una serie de títulos exclusivos que no han llegado a causar el WOW que todos soñábamos hace unos años.

Que Oculus este muerto no es solo culpa de Facebook, también lo es de la competencia que siempre ha ido a remolque de lo que marcaba la empresa californiana.

Esta estrategia de fusión es, desde un punto de vista meramente empresarial, un acierto. Se evitan duplicidades en departamentos, se gestionan mejor los proyectos y recursos, pero sobre todo se puede diseñar una dirección única a tomar.

¿Y cuál es esta dirección? Pues solo Mark Zuckerberg lo sabe, el resto solo podemos especular, pero, como es gratis, lo haremos.

Personalmente creo que Facebook va a centrarse en los standalone, en los que por otro lado tiene una enorme ventaja con su competencia.

La salida de nuevos visores como esas rumoreadas Quest 2 o Oculus Go Pro, así lo avalan. Añado a modo de profecía que estas nuevas Quest 2 traerán preinstalado Horizon, la red social de Facebook. Una jugada maestra para fidelizar a los nuevos usuarios.

Pero ¿y qué pasa con los viejos? Pues que muchos decidirán cambiar de aires por la desconfianza o el rencor que le tienen a Facebook. Los movimientos de Microsoft, Valve o HTC con su Viveport, parece que van encaminados a recoger a una horda de refugiados que huyan del monopolio de Facebook. Solo falta que su ecosistema este a la altura. 

De cualquier modo, esperaremos al próximo 16 de septiembre para conocer más novedades y cruzaremos los dedos para que todo quede en un simple cambio de nombre.

 

 

 

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x