Tecnología

Sube la temperatura de la VR.

Un nuevo dispositivo emite olores para crear la sensación de cambio de temperatura.

Cuando decimos que ‘Sube la temperatura de la VR nuestro cerebro lo asocia inmediatamente al sobrecalentamiento de los visores.

Un grupo de estudiantes universitarios, ha desarrollado un nuevo método para emular sensaciones de calor y frío mientras estás en realidad virtual. Y lo hace con la ayuda de una pantalla térmica que emite olores específicos y crea la sensación de un cambio de temperatura.

Este pequeño dispositivo se adhiere a la parte frontal de un auricular VR y un spray emite los olores directamente debajo de la nariz.

Nervio trigemino

Estos aromas estimulan el nervio trigémino también llamado nervio quinto par creneal.

Este nervio se caracteriza por tener un recorrido bastante vasto en el cráneo. Se trata de un nervio mixto que posee tanto fibras motoras como sensitivas que transmiten los estímulos nerviosos en la parte del rostro o la cara.

Así pues, con una cantidad minúscula de vaporización, el usuario obtiene una sensación de calor o frío.

En este vídeo se muestra como se rocían los químicos y provocan reacciones en el usuario. Por ejemplo vemos que sube la temperatura cuando se acerca al fuego y baja al acercarse a la  nieve en realidad virtual.

El dispositivo creado por Jas Brooks, Steven Nagels y Pedro Lopes de la Universidad de Chicago.

La intensidad es ajustable rociando más o menos productos químicos, y se puede mezclar con otros aromas para un mayor nivel de inmersión con olores añadidos.

En el apartado del diseño diremos que se trata de un dispositivo Bluetooth, con depósitos extraíbles para los productos químicos, lo que permite que cada uno de ellos sea reemplazado fácilmente.

Los primeros dos depósitos contienen los productos químicos necesarios para los cambios de temperatura fría y caliente (capsaicina y eucaliptol, respectivamente).

El tercero es un aroma que se puede mezclar con los otros dos productos químicos para un cierto olor para aumentar la inmersión.

Aunque no parece que lleguemos a verlo en corto plazo en los visores, abre una puerta a una nueva forma de inmersión, la olfativa.

Sentir el calor en Arizona Sunshine o el frío en StormVr puede ser el próximo paso en realidad virtual.

Para ir abriendo boca, o mejor nariz, aquí disponéis del dosier completo que han presentado en PDF.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x