IndustriaTecnología

Raspberry Pi VR: Videollamadas interactivas

Un interesante proyecto de Lorraine Underwood para mejorar nuestra experiencia en videoconferencias.

En los tiempos que corren, si juntamos Raspberry Pi más VR y las videollamadas, tenemos una noticia que nos interesa. Pero mucho.

Lorraine UnderwoodPues eso es precisamente lo que ha logrado Lorraine Underwood, autora del libro Save the World with Code y una de las presentadoras de la serie de YouTube Element 14 Presents.

Tomando como base una Raspberry Pi, ha decidido revolucionar el concepto de las videollamadas que tanto hemos hecho durante el confinamiento.

Uno de los mayores problemas que nos encontramos es que, durante el transcurso de las videollamadas, solo tenemos una cuadrícula de caras y no sabemos quien está mirando a quien.

Esto que en principio puede parecer una tontería no lo es, porque en las reuniones presenciales este gesto permite conocer si alguien está interesado o no en la conversación.

 

Como experta programadora que es, Underwood decidió terminar con este problema con la ayuda de una Raspberry Pi, un visor de VR, cámaras, un servidor web y unos soportes Pimoroni Pan-Tilt HAT conectados a servomotores.

Obviamente podría haber utilizado herramientas de videochat como AltSpace, pero ¿quién dijo que había que tomar el camino sencillo?

Las grandes ideas nacen al buscar nuevos caminos y Underwood sabe como encontrarlos. De hecho, las virtudes del código abierto y la flexibilidad de Raspberry Pi nos dan mucha libertad para adaptar este proyecto a nuestras necesidades.

¿Y qué necesito?

  • Primero monta y configura los soportes Pimoroni Pan-Tilt HAT, que se encargan de mover las cabezas.
  • Configura el  servidor web para que las personas que asistan a la reunión puedan acceder a la página web.
  • Descarga el código fuente que permite la compatibilidad con realidad virtual.
  • Configura el acceso remoto a los participantes para que puedan unirse a la red.
  • Llama a tus amigos y alucina en colores.

Es evidente que esta solución esta lejos de ser perfecta. Se trata de un proyecto educativo que como experimento está bien pero que adolece de problemas como retardo en los movimientos, fallos en los dispositivos y obvias carencias en el tema de la seguridad.

De cualquier forma, el proyecto de Underwood es un ejemplo de como se puede intentar mejorar lo que tenemos con ingenio e imaginación.

Además, la propia Underwood pide sugerencias al público sobre cómo mejorar su solución de videollamadas.

Si quieres echarle una mano quizás seas tú el que de la campanada en videoconferencias interactivas.

No olvidéis visitar la web de Lorraine Underwood para ver más de sus proyectos.

 

 

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x