Videojuegos

Augmentinel, el clásico juego The Sentinel llega a la realidad virtual

Uno de mis sueños hecho realidad

Ya al final de mi vida de pecador, mientras espero el momento de perderme en el abismo sin fondo de la realidad virtual; en esta celda de mi querido monasterio de Melk, donde aún me retiene mi cuerpo pesado y enfermo, me dispongo a dejar constancia en este pergamino de los hechos asombrosos y terribles que me fue dado presenciar en The Sentinel

Si alguno ha pillado la referencia del primer párrafo, además de ser considerado población de riesgo, puede sentirse orgulloso de haber vivido la edad dorada del software español.

Fueron aquellos locos años 80 en los que aparecieron juegos que a más de uno le marcaron la infancia y a más de dos os están marcando la adolescencia aunque no lo sepáis.

The Sentinel Spectrum

Una de esas joyas que tuve el placer de disfrutar fue The Sentinel, creado en 1986 por Geoff Crammond para el ordenador BBC, aunque yo lo catase en mi viejo ZX Spectrum. El juego fue publicado por una compañía, Firebird, que apenas un año antes había sacado otra joya para el mundo pre-internet: Elite.

Elite Now And Then

Si, queridos, Elite. Una obra maestra de la programación entonces y ahora (aunque no tanto las secuelas intermedias que fueron un tanto ‘mierders’). Un juego que, como este The Sentinel, marcó a una generación y probablemente marque a las siguientes.

Pero vamos con este The Sentinel para realidad virtual programado por Simon Owen y que lleva por título Augmentinel.

Augmentinel, al igual que su predecesor, nos lleva a un paraje topográfico y poligonal en tres dimensiones con casillas sobre las que, como si de un tablero de ajedrez se tratase, podéis crear entes a los que tele transportaros.  Una vez nos movemos al nuevo cuerpo podremos reabsorber nuestro antiguo recipiente y no perder la escasa energía que tenemos.

The Sentinel realidad virtual

En este extraño mapeado hay un personaje, el centinela, que vigila desde la posición más alta y que en cuanto nos detecte, comenzará a drenar nuestra energía como si no hubiese un mañana. Nuestra misión será movernos por el «tablero» evitando su mortal mirada, llegar hasta su posición y drenarle hasta la muerte.

Comenzamos cada paisaje con 10 puntos de energía, que se muestran como iconos en la parte superior de la pantalla. Las cabezas de los robots representan 3 puntos, rocas 2 puntos y árboles 1 punto. Las cabezas de robot doradas representan 15 puntos.

Absorber objetos aumenta tu energía, colocar objetos la reduce.

Podemos absorber objetos en el paisaje si podemos ver la baldosa sobre la que están parados, a excepción de las rocas que siempre se pueden absorber.

 

Cuando entras por primera vez en un paisaje, el Centinela permanecerá inactivo hasta que realices una acción, por lo que puedes mirar a tu alrededor. Los centinelas giran lentamente, explorando el paisaje en busca de cualquier cosa con un valor de energía superior a 1. Si te detectan, tu energía comenzará a bajar rápidamente.

El juego programado por Geoff Crammond contaba con 10.000 fases diferentes (habéis leído bien) en un viejo Spectrum de 48K (si en menos de lo que ocupa un meme), todo ello gracias a un revolucionario sistema de generación automática de escenarios. 

Lo mismo ocurre con este Augmentinel, en el que tendremos que ir desbloqueando niveles a base de sigilo y estrategia.

Y ahora viene lo mejor: Tenéis disponible esta maravilla completamente gratis en la web de su autor.

El juego además permite ser utilizado con o sin visor de realidad virtual, así que no tenéis excusa para descargar esta versión del magnífico The Sentinel  y darle su merecido al maldito centinela. Lástima que no disponga de la maravillosa banda sonora que compuso John Carpenter para su remake de PSX.

Parece que los juegos ambientados en los años 80 o versiones de clásicas arcades de la época están de moda.

Y tú, ¿Qué juego clásico te gustaría ver portado a la realidad virtual?

2 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Javi_Montgat

Enhorabuena por el artículo artista! Grandísimo trabajo!

Daneka

Oh! casi me haces llorar con esa intro….y si, yo también soy de esos que tuvieron el privilegio de poder trastear este juego en Spectrum… Todo un privilegio, sin lugar a dudas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
2
0
Would love your thoughts, please comment.x