AnálisisVideojuegos

Vanishing Grace: Análisis para Oculus Quest

Embárcate en un solitario viaje hacia un mundo inhóspito.

Vanishing Grace llega a la tienda oficial de Oculus. Todos los estudios independientes coinciden en que los controles que hay que pasar para formar parte de este selecto grupo no son para nada fáciles. Tienes que tener algo especial y sin duda el título del estudio español Monte Perdido lo tiene.

La historia de Vanishing Grace

El decorado de nuestra aventura nos sitúa en un futuro no muy lejano. Una tormenta solar en la tierra provocó un cambio climático extremo que empujó a los supervivientes a vivir refugiados en una ciudadela.

Aquí es donde vive nuestro protagonista, Joel. Un funcionario con una vida tranquila, hasta que un día la nave que pilota su amiga de la infancia, Grace, vuelve a la ciudadela totalmente vacía.

Vanishing Grace

A pesar de tener una vida muy acomodada con su mujer y estar esperando el nacimiento de su primer hijo, Joel no duda ni un minuto en salir a la búsqueda de su mejor amiga. Aunque para ello tendrá que arriesgar su vida y aprender a pilotar una nave casera creada por la propia Grace, una ingeniera que nunca se resignó a vivir encerrada en la ciudadela.

¿Cómo se juega a Vanishing Grace?

El manejo de nuestras manos para ir resolviendo los puzzles que nos plantea la aventura es la seña de identidad del título. Para desplazarnos podremos elegir entre el confortable teletransporte o el movimiento continuo para los jugadores más experimentados y que no sufran de mareos. Siempre se agradecen estas opciones de confort para adaptar la experiencia a todo tipo de jugadores.

También podremos elegir si queremos jugar sentados o de pie. Aunque aún poniendo la opción de estar sentados a veces cuesta llegar a los objetos que necesitamos o tener una visión clara de una zona que queremos explorar.

Agarrando con nuestras manos podremos coger todo tipo de objetos o accionar mecanismos y herramientas para ir superando los retos que surgen al manejar una nave casera. Por lo general responden bien a nuestros gestos y aunque hay mecánicas mejor trabajadas que otras mantiene un nivel correcto.

Vanishing Grace
Encontraremos todo tipo de objetos explorando la nave

Tenemos que hablar especialmente de la mecánica de lanzamiento del boomerang. Y es que nuestra amiga Grace descubrió, que después de la tormenta solar, surgieron unas extrañas piedras flotantes que contienen una energía que permite seguir avanzando con la nave.

Ideó un sistema en el cual lanzando un boomerang a dichas piedras podía capturar la energía que contenían y usarla posteriormente para propulsar la nave. Así pues, una de nuestras tareas cotidianas durante nuestra aventura será salir a recargar la batería probando nuestra puntería en el lanzamiento de boomerang.

Vanishing Grace

Aunque es una mecánica original echamos en falta algo más de precisión en los lanzamientos, dando la sensación de que en alguno de ellos el boomerang acaba saliendo hacia una dirección que no acaba de encajar con nuestro movimiento.

Vanishing Grace ha puesto especial cariño en la narrativa que acompaña a la aventura. En determinados momentos podremos comunicarnos con otras personas a través de un transmisor, y tendremos la opción de escoger entre varias respuestas, que si bien alteran ligeramente la narrativa, no afectan al desarrollo principal de la historia.

¿Qué tal se ve?

Los chicos de Monte Perdido han impregnado el título de unos gráficos estilo cartoon. Incluso mi sensación en muchos momentos es estar delante de unos decorados pintados en acuarela. Esto le da un carácter muy marcado al juego y creemos que es muy fácil identificarlo solo viendo una imagen del título.

Vanishing Grace
Los mandos de nuestra nave casera

Sí que hemos notado cierta irregularidad en la calidad gráfica. Hay elementos o rincones muy bien detallados y con texturas muy trabajadas y otros lugares que no mantienen el mismo nivel. Obviamente somos conscientes de que un estudio independiente no tiene los enormes medios necesarios para trabajar al mínimo detalle cada rincón. Pero en general mantienen un nivel medio más que correcto.

¿Cómo suena Vanishing Grace?

Fenomenal. De los apartados técnicos que más me han gustado del título. Su ambientación sonora acompaña perfectamente cada momento creado en la narrativa, enfatizando nuestra empatía con los personajes y generando en nosotros ese sentimiento de soledad tan inherente a esta aventura.

Tengo que destacar dos aspectos por encima del resto. Primero el doblaje. Excelente. Y no es casualidad, ya que los dobladores de los actores principales tienen unas trayectorias muy extensas en el doblaje en videojuegos  de gran categoría. Se tratan de Cissy Jones en el papel de Grace y Joe Hernandez-Kolski en el de Joel.

El juego solo está doblado en inglés, y si no controlamos esté idioma sí que se incluye la opción de integrar subtítulos en español. Que aunque sabemos que no es la mejor opción para la VR, se agradece que de esta manera todos los usuarios de habla hispana puedan seguir el hilo narrativo de la historia.

Y por otro lado quería destacar la canción que acompaña a los títulos de crédito.  Se trata de “The Last Man Standing” y si os apetece podéis escucharlo en Spotify por aquí. En mi opinión pone un broche de oro a la historia y me hace recordar en cuatro minutos  las sensaciones que sucedieron a lo largo de la aventura.

¿Qué hay acerca de la inmersión?

Vanishing Grace ha conseguido hacerme sentir perfectamente la sensación de claustrofobia en algunos momentos viviendo en la nave. Y por otro lado la sensación de soledad y de como poco a poco te acostumbras a ella y hasta puedes disfrutarla.

La aventura es una road movie y ha conseguido hacer que me sienta integrado en esa solitaria vida en la que solo estas tú, la nave y la desolación del paisaje.

Vanishing Grace

En el lado negativo de la inmersión echamos de menos la colisión de manos con los objetos. Esos que físicamente no deberían traspasarse. O por ejemplo si tiramos el boomerang hacia nuestra nave u objeto cercano veremos como lo atraviesa sin problemas restando inmersión al conjunto.

¿Es divertido?

El propio estudio Monte Perdido pone la premisa de que Vanishing Grace huye del concepto arcade, tan extendido en los videojuegos. Su propuesta es una aventura que hay que saborear a paso lento. Su mayor valor reside en ir buscando pistas, objetos o recuerdos que vayan desenredando el hilo de una historia bien trabajada.

Si te apetece vivir tu road movie en solitario y disfrutar tranquilamente del viaje te gustará unirte a Joel. Si por el contrario buscas acción trepidante y quedarte sin aliento seguramente deberías fijarte en otro tipo de títulos.

La historia se va salpicando de diversos puzzles que en ningún momento llegan a un nivel de exigencia elevado y te va dejando avanzar sin mucho problema. Este aspecto que añade fluidez al conjunto también hace que la aventura se nos haga un poco corta. En unas tres horas puedes haber completado tu viaje acompañando a Joel y tampoco hay añadidos que te empujen a rejugarlo. Solo si te apetece volver a sentir esa soledad mirando al horizonte o disfrutar de su gran trabajo sonoro.

Conclusión

A pesar de sus limitaciones, propias de un estudio independiente, Vanishing Grace tiene grandes valores como una narrativa bien trabajada. La ambientación gráfica mantiene un buen nivel en general con algunas lagunas en determinados objetos o rincones. Su trabajo a nivel sonoro es maravilloso. Banda sonora, doblaje y efectos aumentan mucho el nivel de inmersión y consiguen hacerte sentir perdido en mitad de esa yerma inmensidad. Hay mecánicas que funcionan genial y otras que podrían estar más pulidas, nada grave en este su primer título y que hace prever muy buenos trabajos en un futuro no muy lejano.

Lo mejor:

  • El apartado de sonido. Doblaje, música y efectos maridan a la perfección con la narrativa.
  • La narrativa. Ir descubriendo sin prisa la vida de sus personajes es gratificante.
  • Consigue hacerte sentir la claustrofobia de vivir en una pequeña nave y la soledad de un viaje en estas condiciones tan extremas.

Lo peor:

  • Cierta irregularidad en la calidad de los elementos gráficos, perdiendo un poco de hegemonía el conjunto.
  • No todas las mecánicas funcionan correctamente, mismamente una de las principales, el boomerang, tiene momentos en los que adolece una falta de precisión.
  • Con algún sistema de colisiones entre los objetos fijos y nuestras manos se ganaría mucho en inmersión.
  • Se hace un poco corto, nos quedamos con ganas de más. Aproximadamente te llevará entre 2 y 3 horas acabarlo.
  • Nos encantaría poder vivirlo doblado al español para no tener que recurrir a los subtítulos, algo que siempre nos resta unos puntos de inmersión.

Ficha técnica:

3.5
Gráficos
3.5
Mecánicas
3.5
Controles
5
Audio
3.5
¿Es divertido?
Valoración Global 3.8 / 5
1 Comentario
Inline Feedbacks
View all comments
Daneka

Vaya pinta que se le ve a este juego!! otro más para mi lista!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x