AnálisisVideojuegos

Análisis de Walkabout Mini Golf VR para Oculus Quest

Un juego sencillo que hará las delicias de grandes y pequeños

Walkabout Mini Golf VR es uno de esos juegos que no te dejará boquiabierto con unos gráficos con texturas en 4k o un sonido dolby ATMOS envolvente. Lo que sí que hará será darte horas de diversión mientras golpeas suavemente una pequeña bola.

El juego del Mini Golf

Parece mentira, pero un juego como el conocido minigolf, tiene casi 200 años de antigüedad. De hecho se comenta que el primer circuito de minigolf estuvo en Escocia.

En concreto se trataba del «The Ladies Putting Club of St. Andrews«, que se construyó en 1827 para que jugaran las esposas de los golfistas.

Este deporte se caracteriza por, en las últimas décadas, tener unos recorridos mucho más amenos y divertidos que su hermano mayor.

A pesar de que se popularizó tras la gran depresión en Estados Unidos, los circuitos tal y como los representamos en nuestro inconsciente colectivo con césped artificial, obstáculos como túneles, tubos, rampas o móviles como molinos de viento, no se generalizaron hasta los años 60.

Y es precisamente en estos obstáculos y en las locas formas de los circuitos donde reside la gracia de este deporte.

Walkabout Mini Golf VR

Muchos han sido los juegos de minigolf para ordenador que hemos podido disfrutar a lo largo de los años. Entre ellos destacaría en mi experiencia personal el Will Harvey’s Zany Golf que disfruté en mi Commodore Amiga hasta la extenuación.

Zany Golf

Pero amigos míos, esto ya no son los años 80, estamos en 2020 y la realidad virtual ha llegado para quedarse.

Lucas Martell
Lucas Martell

Aquí es donde aparece este Walkabout Mini Golf VR desarrollado por Lucas Martell y publicado por Mighty Coconut.

Un juego que a mí, personalmente me ha llevado de vuelta a aquellas partidas de mini golf que tanto disfruté en mi ya lejana juventud.

Vayamos por partes.

La historia

Evidentemente no tenemos ninguna historia de trasfondo en el que acompañemos al héroe en su viaje en su proceso de transformación personal.

Simplemente tenemos unos palos de golf, muchas bolas y 5 pistas de 18 hoyos. Cuatro de ellas disponen además de una versión «hard» que complica aún más las cosas.

En resumen tenemos 9 pistas de 18 hoyos y más de 70 bolas perdidas. Si has oído bien, otra de las bondades de este juego de mini golf es que dispone de un juego secundario en el que deberemos encontrar bolas perdidas por todo el recorrido.

El juego

Como ya hemos comentado el juego del mini golf se basa en introducir una bola dentro de un hoyo en el menor número de golpes posibles.

Podremos ayudarnos de los obstáculos que encontremos para conseguir carambolas imposibles que nos acerquen un poco más a nuestra meta.

Además este Walkabout Mini Golf VR dispone de una curiosa misión secundaria que, como os acabamos de comentar, consiste en localizar bolas perdidas por los diferentes hoyos.

Ojo que esta misión no es tan fácil como parece, de hecho hay algunas bolas que son casi imposibles de encontrar, pero que están ahí. Detrás de un arbusto, bajo una roca o a los pies de una estatua de piedra podremos encontrarlas aguzando mucho la vista.

Walkabout Mini Golf VR Multiplayer 1Walkabout Mini Golf VR Multiplayer

Por si esto fuera poco, disponemos de la opción multijugador para 5 jugadores en la que podemos unirnos a una partida aleatoria o mejor aún, crear una partida privada para cinco de nuestros amigos.

Gráficos – Los circuitos

Como comentamos al principio, este título no dispone de unos gráficos foto realistas, ni los necesita. Con unos gráficos simples, pero funcionales, la ambientación de un campo de golf en miniatura es perfecta.

De hecho pulsando el botón X de nuestro mando podremos disfrutar de una vista cenital en la que veremos el recorrido como si fuese una maqueta.

Minimapa

No penséis que se trata de unos malos gráficos, de hecho se le echamos un vistazo al circuito «Original Ghotic» nos daremos cuenta del gran trabajo de ambientación que han realizado.

Original Ghotic

Los circuitos que disponemos son los siguientes:

  • Tourist Trap: Un circuito junto a la playa y una caverna iluminada por antorchas.
  • Cherry Blossom: De inspiración japonesa, con hermosos cerezos en flor y estanques de Koi.
  • Seagull Stacks:  Enormes gaviotas sobrevuelan infinitos acantilados poblados por ruinas de un antiguo santuario.
  • Arizona Modern: El árido lejano oeste rodeado con sus grandes cañones y cactus altísimos.
  • Original Ghotic: Un tenebroso castillo en el que la muerte nos aguarda en cada esquina.

Las cuatro primeras disponen a día de hoy una versión difícil que se desbloquea una vez superada la parte fácil. Esto nos da un total de 9 campos para disfrutar del golf. Además, una vez desbloqueado, cada lugar se puede jugar por la noche.

El movimiento

Tenemos dos formas de desplazarnos en Walkabout Mini Golf VR, bien sea utilizando el tele-transporte que se activa moviendo el thumbstick’ hacia arriba. Por otro lado, si pulsamos el gatillo seremos transportados directamente a la posición de la bola.

En este juego podemos desplazarnos libremente por el entorno, así que si disponéis de una buena zona de juego, vais a disfrutar como enanos.

Una de las cosas que menos me ha gustado ha sido que ese tele-transporte a la posición de la bola no siempre es preciso. A veces te sitúa muy encima o muy lejos de la pelota y te obliga a moverte.

Posición Relativa

Tampoco es que sea un problema porque siempre puedes situarte tú donde quieras con la palanca del mando y rotar sobre tu posición moviéndola hacia los lados. Pero no deja de ser algo molesto en algunas ocasiones hasta que consigues tener una buena posición de golpeo.

Sonido

Tengo que reconocer que este era el aspecto que, al principio me pareció más flojo. Pero poco a poco me di cuenta de que estos efectos sonoros sutiles son exactamente lo que necesitan este tipo de juegos.

El sonido del viento, del agua, las gaviotas sobrevolando consiguen que te centres en el juego y que no te pierdas con melodías repetitivas que no vienen a cuento.

No esperéis una banda sonora de John Williams, pero sí que podéis dar por hecho que los efectos sonoros le sientan como un guante.

Inmersión.

Toda.

Vale, me explicaré mejor. Como os comentaba, los gráficos tipo comic, los efectos sonoros y unas físicas casi perfectas hacen que nuestra sensación de estar en mitad de una pista de mini golf sea casi total.

Inmersión

Nada de mareos, ni vértigos, ni ninguno de los problemas típicos de la realidad virtual. Con un ritmo pausado, pero divertido, la inmersión es total.

En mi opinión, la inmersión es su punto fuerte.

Conclusión

Creo que se trata de uno de los juegos más divertidos a los que he jugado en las Oculus Quest 2. Además, en las nuevas actualizaciones se ha incorporado el soporte para 90 Hz.

No solo eso, otro punto a su favor es que es un título ‘crossbuy’, así que si lo compraste para tus Quest también podrás disfrutarlo con tus Oculus Rift S.

En resumen, un juego muy recomendable para toda la familia y que, además, permite jugar con amigos.

Walkabout Mini Golf VR
4.5
Gráficos
4.5
Mecánicas
4
Controles
4
Audio
5
¿Es divertido?
Valoración Global 4.4 / 5

 

2 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Javier

Una pregunta….existe alguna forma de mejorar la calidad de imagen en las quest 2?….me expliko….las tengo hace un par de semanas y van de lujo y gracias a vuestros videos juego a juegos de pc de steam con ellas por wifi….pero no konsigo tener la kalidad de imagenes k teneis vosotros en los videos k publikais y me pregunto si estoy haciendo algo mal o me falta algo por configurar

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
2
0
Would love your thoughts, please comment.x