AnálisisVideojuegos

Wonderglade llega a nuestras Oculus Quest.

Una adaptación que nos deja con un sabor agridulce.

Ya hace tiempo que disfrutamos de Wonderglade en nuestros teléfonos móviles y en la Play Store de Oculus Go y VR. Pero faltaba una versión para el que es sin duda, el visor de VR con mayor proyección del momento: Oculus Quest.

Si tú eres de esos que metieron su visor de VR en un cajón después de probar Alyx porque ya no ibas a encontrar nada mejor, es posible que este no sea el título que estás buscando.

Pero, no te cierres en banda y dale una oportunidad, quizás te des cuenta de que todo en la VR no tienen que ser gráficos y físicas espectaculares. Y que a veces, lo único que necesitamos es una diversión para toda la familia. 

Este juego desarrollado por Resolution Games (Angry Birds VR, Bait!) juega en otra liga, y no es una competición fácil. Aquí tenemos cientos de juegos casuales que luchan por un mercado insaciable. Los más jóvenes.

Vayamos por partes porque tenemos mucho que discutir.

¿Qué puedo esperar de Wonderglade?

Lo primero, diversión. Quizás no demasiada para el usuario “master race de la realidad virtual, pero si una cantidad suficiente como para amenizar una reunión familiar.

Este juego no es un juego que ocupe mucha memoria en nuestras queridas Oculus Quest. Con unos 600 MB aproximadamente, queda lejos de esos come-gigas que llegan últimamente.

Cuando arranca aparece ante nosotros un precioso mundo de fantasía, con una amiga llamada Alva que nos llevará de la mano en nuestros primeros pasos.

Con ella aprenderemos a desplazarnos por el diminuto (literalmente) mapeado, a jugar a los mini juegos y a utilizar las fichas que ganemos para obtener premios en una especie de ruleta de la suerte.

Wonderglade Ticket

Antes de analizar las características técnicas vamos a ver los juegos que podemos disfrutar en esta versión.

Los juegos.

Magic Mayhem

Magic Mayhem

Este será el primero de los juegos que podamos probar. Con la ayuda de una varita mágica, destruiremos una serie de proyectiles que nos lanzan de todas partes para obtener, diamantes, tickets de feria, etc.

Si puedes superar que la gente de tu alrededor te mire como si estuvieras espantando avispas en medio del campo, te darás cuenta de que las físicas aquí no terminan de funcionar y hay problemas en el control de los mandos.

Hamster Hoops

Hamster Hoops

En mi opinión uno de los más divertidos. En esta prueba tendremos que jugar al baloncesto rodeados de unos hámsteres en el espacio.

¿Qué os parece un poco rebuscado? ¡Lo es! Pero al menos las físicas están bien construidas y se puede progresar con cierta facilidad.

 

Tiny Tee

Tiny TeeUn minigolf no puede faltar en unos mini juegos. De hecho podría ser el mejor y más divertido de todos. Pero no lo es.

En esta fase las físicas si hacen aguas. El control es muy complicado y se hace difícil controlar algo que tendría que ser extremadamente sencillo.

Los gráficos, como en todo el juego, cumplen con creces. Pero lamentablemente la jugabilidad de esta fase está muy por debajo del resto.

Tip & Tilt

TipNTilt

Si os parecía raro jugar al basket con hámsteres, ¿qué os parece hacer girar a una vaca sobre un laberinto para ganar carreras?

Pues por loco que parezca, este es otro de los juegos que tienen una buena jugabilidad. Muy divertido y curioso, ya que deberemos mover un controlador para inclinar una superficie en la que rueda nuestra querida vaquita.

Tinder Town

Tinder Town

Otro de los mejores de esta serie de mini juegos. Esta vez nos ponemos en la piel de un aguerrido bombero que tiene que hacer frente a decenas de fuegos a la vez.

Armados con nuestra manguera, extintor o lo que se tercie, y en un escenario de 180º tendremos que controlar la presión para no quedarnos secos.

Los gráficos no solo cumplen su función sino que, dentro de este tipo de juegos sencillos, destacan por su calidad.

Bistro Basheer

Bistro Basher

Otra de las decepciones. Lo que en principio me hacía soñar con una prueba de cocina, en la que preparar suculentos platos virtuales, es solo una revisión del clásico Whac-A-Mole en la que debemos machacar platos con un mazo.

Personalmente hubiese preferido una adaptación tal cual de la mítica máquina de Kazuo Yamada, pero supongo que los tiempos actuales no permiten atizar en la cabeza a los pobres topos.

El sonido.

El sonido cumple muy bien su cometido. La música es muy amena y ciertamente nos lleva a un mundo de fantasía. Con buenos efectos sonoros, este es junto con el apartado gráfico, uno de los puntos fuertes de este Wonderglade.

Jugabilidad.

Bueno, aquí tenemos que hablar.

La jugabilidad de Wonderglade depende del mini juego que elijas. Algunos son tremendamente adictivos y otros por otro lado, son un poco frustrantes.

Es en este apartado en el que se nota que esta versión de Quest no es más que un port’ de la versión de Oculus Go.

De cualquier modo, este tipo de juegos siempre tienen un toque especial que hace que queramos jugar “una más”.

Además el juego cuenta con un modo multijugador por turnos que ciertamente incrementa la diversión.

Gráficos.

Los gráficos de Wonderglade no son foto realistas ni tienen renders de última generación. Pero los gráficos son perfectos para este tipo de títulos.

Con unos colores pastel, formas redondeadas y personajes simpáticos, son realmente amenos a la vista. La verdad es que no han cambiado prácticamente nada respecto a la versión de Go, pero no necesitan demasiadas mejoras.

Conclusión.

No serán pocos los que hagan comparaciones con los juegos de la Nintendo WII. De hecho guardan muchas similitudes. 

El caso es que este Wonderglade es uno de esos juegos que debes tener. Quizás no sea el ‘WOW‘ que buscas para mostrar tus flamantes Quest a los nuevos usuarios de realidad virtual, pero si es uno de esos títulos que disfrutas en compañía.

Con la opción de transmisión de las Quest esta experiencia mejora y mucho.

En la parte negativa, echamos de menos alguna mejora sustancial respecto de la versión de Go. No aprovechar los 6DoF y utilizar uno de los mandos es demasiado handicap para los tiempos que corren. Es una pena que se quede en una mera conversión y no en una nueva versión que explote todos los puntos fuertes de las Quest.

El juego ya está disponible desde la tienda de Oculus Quest por 14,99€. Sin duda un buen precio si lo comparamos con los que estamos acostumbrados en productos de mucha menor calidad.

En resumen, un buen juego que no hará historia pero que si puede darte algunas tardes de diversión junto a los más pequeños de la casa.

4
Gráficos
2
Mecánicas
2
Controles
3.5
Audio
4
¿Es divertido?
Valoración Global 3.1 / 5
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x